El carrito está vacio.

Top

Protector Solar: sugerencias para las Vacaciones

Tu piel cuando está deshidratada, puede verse más apagada, sin brillo, tirante y con tendencia a inflamarse, congestionarse y a tener erupciones.

La importancia de la hidratación corporal y facial no consiste sólo en hidratar la piel día y noche o tener una rutina de cuidados específica para la piel.

Una buena hidratación empieza mucho antes de aplicarte tu rutina de cosméticos.

Todos queremos tener un rostro perfecto, como el de nuestras celebridades favoritas, pero por más trucos de belleza que usemos, hay muchas razones que nos impiden alcanzar este objetivo.

El estrés de la rutina o la contaminación hacen que la piel necesite un empujoncito para mantenerse perfectamente hidratada.

La piel deshidratada puede estar seca y grasa a la vez. La piel seca se caracteriza por tener una producción baja de grasa, mientras que a la piel deshidratada simplemente le falta agua.

Cuando esto ocurre solemos achacar la culpa a la genética, pero en realidad, esta tiene muy poco que ver con la salud de la piel. De hecho, la principal causa de tener un aspecto apagado y desigual es la deshidratación.

Pero, por más que escuchamos por todos lados que “una buena alimentación y usar cremas hidratantes a diario ayuda a la piel”, no lo llevamos a la practica de manera constante, sobre todo si se desconoce los beneficios de una buena hidratación para la piel, tanto facial como corporal.

Es por eso que te recomendamos tomar nota de las siguientes ventajas que los especialistas destacan de la hidratación:

1.-Logra una piel más resistente

Una buena hidratación hace que los niveles de agua de la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, lo que lleva a que zonas más delicadas y finas del cuerpo, como puede ser el rostro, estén protegidas de agentes externos tales como el clima, la contaminación o el propio maquillaje.

2-.Previenen la sequedad

Si en verano el sol es uno de los mayores enemigos para la piel, el frío y el aire seco son sus grandes rivales en invierno. En este caso, lo mejor que puedes hacer es utilizar una crema hidratante nutritiva que intensifique el proceso reparador y regenerador de la piel para combatir la deshidratación.

3.-Retrasa la aparición de arrugas

La piel deshidratada es uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro. Al debilitarse la piel, esta se seca y pierde colágeno, lo que acelera el proceso de envejecimiento.

Usar protector solar es un hábito que no deberías tomar a la ligera en tu rutina de skincare, puesto que te previene de enfermedades y del envejecimiento prematuro de la Piel.


Así que podemos decir que el uso del protector solar no es opcional

Es probable que usar protector solar todos los días, sea algo engorroso porque sientes tu cara aceitosa y con una capa blanca, pero esto tal vez se debe a que no estas usando el protector solar que mejor le va a tu tipo de piel.

¿Qué protector solar debo usar?

A continuación, te sugerimos el tipo de protector solar de debes usar según tu tipo de Piel.

Piel Grasa.

La clave es usar protector solar OilFree

Las pieles grasas se caracterizan por tener poros dilatados y brillos por todo el rostro, por lo cual los protectores solares que están libres de aceites minimizarán la base grasa del producto.
De esta forma, estos protectores solares para piel grasa mejorarán su cosmeticidad y evitarán el efecto oclusivo y el brillo que producen los protectores más densos.

Piel Mixta

Esta se distingue por el aspecto brillante en la zona “T” del rostro

La sequedad de la piel mixta aparece con más frecuencia en las mejillas y el cuello, y se caracteriza por una mayor sensibilidad a productos de limpieza, donde puede haber más descamación de la piel.
Un protector solar adecuado para este tipo de piel se centra en los efectos extraordinarios de su fórmula para estimular la actividad natural de la piel, dando como resultado un protector que brinde el equilibrio necesario entre las partes secas y grasas del rostro.

Piel Normal

La textura de la piel normal suele ser tersa y sus poros son poco visibles

Las pieles normales suelen responder bien a los cambios de temperatura y humedad, soportando sin inconvenientes las agresiones diarias tales como la contaminación del ambiente o los rayos UV.
Esta puede usar prácticamente cualquier fotoprotector y, por eso, lo mejor es optar por los que son de amplio espectro, suavizan la textura y unifican el tono de la Piel.

Piel Seca.

La piel seca tiene poca elasticidad, cierta tirantez y su tacto es áspero

La piel seca al ser tensa, fina y frágil puede llegar a producir algún tipo de descamación e irritaciones por eso requiere cuidados y productos específicos.
Lo que tú necesitas es darle humectación a esa piel acartonada, así que las fórmulas en crema son tu mejor opción. Usa productos libres de parabenos y de preferencia con amplia protección contra los rayos UBV y UVA.

Piel Atópica o Sensible

Este tipo de piel reacciona excesivamente a: sol, viento, frío, calor, cambios bruscos de temperatura, emociones fuertes, estrés, hormonas, etc.

La piel sensible, así como las áreas más sensibles del rostro, necesitan cuidados especiales.
Las pieles que tienen episodios de excesiva sensibilidad también requieren atención para evitar que los desequilibrios se conviertan en problemas crónicos o enfermedades de la piel.
Los protectores solares en crema o leche están hechos para ti que padeces piel atópica, y más aún los que poseen ingredientes hidratantes

En Verano solemos realizar mayores actividades al aire libre por lo que te sugerimos, una vez que elegiste tu tipo de Protector Solar adecuado a tu Piel…

¡Aplícatelo y Reaplica protector cada 2 horas!

Visita a tu dermatóloga una vez al año

Si no quieres que los primeros signos de la edad aparezcan antes de tiempo, no dudes en usar

!Desde ya!

Deja un comentario

v

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos qui blanditiis praesentium voluptatum.