El carrito está vacio.

Top

Filtro Solar y Protector Solar ¿Existe alguna diferencia?

Tu piel cuando está deshidratada, puede verse más apagada, sin brillo, tirante y con tendencia a inflamarse, congestionarse y a tener erupciones.

La importancia de la hidratación corporal y facial no consiste sólo en hidratar la piel día y noche o tener una rutina de cuidados específica para la piel.
Una buena hidratación empieza mucho antes de aplicarte tu rutina de cosméticos.

Todos queremos tener un rostro perfecto, como el de nuestras celebridades favoritas, pero por más trucos de belleza que usemos, hay muchas razones que nos impiden alcanzar este objetivo.

El estrés de la rutina o la contaminación hacen que la piel necesite un empujoncito para mantenerse perfectamente hidratada.



La piel deshidratada puede estar seca y grasa a la vez. La piel seca se caracteriza por tener una producción baja de grasa, mientras que a la piel deshidratada simplemente le falta agua.

Cuando esto ocurre solemos achacar la culpa a la genética, pero en realidad, esta tiene muy poco que ver con la salud de la piel. De hecho, la principal causa de tener un aspecto apagado y desigual es la deshidratación.

Pero, por más que escuchamos por todos lados que “una buena alimentación y usar cremas hidratantes a diario ayuda a la piel”, no lo llevamos a la practica de manera constante, sobre todo si se desconoce los beneficios de una buena hidratación para la piel, tanto facial como corporal.



Es por eso que te recomendamos tomar nota de las siguientes ventajas que los especialistas destacan de la hidratación:

1.-Logra una piel más resistente

Una buena hidratación hace que los niveles de agua de la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, lo que lleva a que zonas más delicadas y finas del cuerpo, como puede ser el rostro, estén protegidas de agentes externos tales como el clima, la contaminación o el propio maquillaje.

2-.Previenen la sequedad

Si en verano el sol es uno de los mayores enemigos para la piel, el frío y el aire seco son sus grandes rivales en invierno. En este caso, lo mejor que puedes hacer es utilizar una crema hidratante nutritiva que intensifique el proceso reparador y regenerador de la piel para combatir la deshidratación.

3.-Retrasa la aparición de arrugas

La piel deshidratada es uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro. Al debilitarse la piel, esta se seca y pierde colágeno, lo que acelera el proceso de envejecimiento.

El filtro solar y el protector solar parecieran ser lo mismo, pero tienen diferencias significativas.

Ahora que nos encontramos en pleno verano es importante repetir la importancia de cuidar y protegerse la piel desde el primer momento que salimos a la calle y vamos a estar mucho tiempo expuestos al sol.

En relación a cómo proteger la piel contra los rayos del sol, es imprescindible utilizar un fotoprotector o protector solar adecuado según nuestro tipo de piel.

Ya entendimos que tenemos que proteger nuestra piel del sol, pero ¿cómo? Puede sonar o parecer que son lo mismo, pero no es así; la diferencia radica en el tipo de protección que ofrecen a nuestra piel y en los beneficios que nos brindan. Aquí te mostramos cómo es que actúa cada uno y sus características.

“Los protectores solares UVA/UVB han sido determinantes en la prevención del Cáncer y del fotoenvejecimiento de la piel”.

Ya entendimos que tenemos que proteger nuestra piel del sol, pero ¿cómo? Puede sonar o parecer que son lo mismo, pero no es así; la diferencia radica en el tipo de protección que ofrecen a nuestra piel y en los beneficios que nos brindan. Aquí te mostramos cómo es que actúa cada uno y sus características.

Existen diferencias muy significativas entre filtro o protector solar y pantalla o bloqueador solar que es importante aclararlas:

Bloqueador-Pantalla Solar

Sus competentes principales son óxido de zinc, hidróxido de titanio, que por sus características físicas forman una pantalla mineral que reflejan y dispersan los rayos UVA/UVB en un rango entre 290nm-770 mm evitando la penetración de la luz solar a las capas profundas de la piel, tiene consistencia espesa y al aplicarlo sobre la piel da una apariencia blanca con efecto “mimo” Asimismo, llegan a ser poco estéticos y convenientes ya que casi todos se pueden ver en la piel después de usarlos.
Es aconsejable aplicar bloqueador solar 20 minutos antes de salir al sol.

Protector – Filtro Solar

Sus compuestos son sustancias químicas como PABA, oxibenzona que protegen la piel mediante una interacción química con la luz ultravioleta impidiendo la penetración de los rayos de luz a la piel principalmente los rayos UVB.
Los protectores solares son de apariencia invisible y muy transparente dando una apariencia muy natural a la piel.
Actualmente las cremas usadas como protección solar combinan las pantallas físicas y los filtros solares químicos logrando diferentes grados de protección, sin embargo, por reglamentación internacional el factor de protección para que sea efectivo debe tener mínimo FPS30 , el ideal es PSP50+, siendo estos últimos los más recomendados, es importante que las personas se asesoren de un dermatólogo para determinar el protector solar más adecuado dependiendo de su color y tipo de piel.

Diferencias entre el filtro solar y el bloqueador solar

Filtro solar: es un producto elaborado a partir de diferentes fórmulas químicas, que sirven para la absorción de la radiación ultravioleta. Suelen reducir la cantidad de rayos ultravioleta que penetran en nuestra piel.

Bloqueador solar: a diferencia del filtro solar, se trata de un producto que no es químico. Ayuda a impedir que el sol afecte a nuestra piel de forma negativa, al bloquear sus efectos, y presenta una consistencia algo más espesa.

Teniendo en cuenta sus principales diferencias, es obvio que elegir entre uno u otro dependerá de nuestros gustos o necesidades, especialmente si ya contamos con una marca en concreto que solemos utilizar y nos ha funcionado bien.

¿Cuál de los dos debo elegir?

Si tenemos en cuenta, por ejemplo, que el bloqueador solar es capaz de evitar que los rayos del sol penetren en la piel, su utilización está aconsejada cuando precisamente no deseamos broncearnos, o queremos proteger la piel de un día de playa o piscina.

Es la opción más recomendada por la mayoría de dermatólogos
especialmente para personas que tengan la piel blanca, o hayan sufrido anteriormente algún tipo de cáncer de piel.
Mientras que, el filtro solar, es más adecuado para quienes deseen broncearse un poco, pero a la vez proteger su piel de los rayos nocivos del sol.
Ingresa al catálogo de productos de protección contra el envejecimiento y Cáncer de piel.

Si no quieres que los primeros signos de la edad aparezcan antes de tiempo, no dudes en usar

!Desde ya!

Deja un comentario

v

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos qui blanditiis praesentium voluptatum.